Tres marcas inglesas para coger apuntes

Durante mi estancia en el Reino Unido intenté navegar por webs inglesas de todo tipo. Entre ellas, encontré estas tres marcas que me gustaron mucho por distintos motivos que luego os explicaré. Llegué a la conclusión de que, por lo menos por aquel entonces (2011-12), la manera de comunicar de muchas marcas es más creativa y cercana de lo que se hace aquí, sobre todo a la hora de crear unos valores que den sentido a la marca.

No es casual que la sección quienes somos juegue un papel protagonista en las webs. Saben sacarle muy bien el partido a contar historias que transmitan buenos valores y contecten con los clientes. Se preocupan por hacer webs bonitas y llenas de detalles con los que transmitir la idea de que se preocupan no sólo por la estética sino también por el contenido. Y eso, trasladado a la “vida real”, supone contar a sus potenciales clientes que se preocupan por hacer productos de calidad y, sobre todo, por ser marcas transparentes (como veréis, son webs en las que dan prioridad a la información antes que a la tienda online, de hecho, algunas ni tienen e-commerce).

Clipper teas

Clipper-Teas

No me negaréis que, desde el primer momento, es una marca que conquista con su web: fotografías de producto de calidad y originales, ilustraciones cuidadas y expresivas, buenas acciones de comunicación no sólo dirigidas a consumir sino también a que el cliente interactúe con la marca.

Y sobre todo, un quienes somos no sólo con una bonita historia detrás sino que, además, se comunica de manera efectiva y funciona como el hilo conductor de la manera de ser de la marca.

Os la resumo: en 1984 Mike y Lorraine se dan cuenta de que, aunque el Reino Unido es un gran consumidor de té, éste es de muy baja calidad. Es entonces cuando deciden importar té asiático de alta calidad y venderlo… En 1994 se convierten en la primera compañía de tés inglesa que entra a formar parte del proyecto Fairtrade ya que, para ellos, el valor diferencial de su empresa es vender los mejores tés del mundo pero respetando los derechos humanos de los trabajadores que hay detrás.

Innocent

innocent

Innocent drinks es una marca que vende, principalmente, batidos de frutas. El origen de esta marca también tiene una buena historia detrás. Tres amigos de la universidad, con sus respectivos trabajos, se juntaron un día con la idea de vender batidos naturales en un stand junto a un concierto en Londres. Cansados de pensar en montarse algo por su cuenta y no dar nunca el paso, se les ocurrió vender los batidos en vasos desechables en los que explicaban su idea: si la persona que compraba el batido, tras beberlo, pensaba que tenía potencial y que el grupo de amigos debía montar un negocio de eso, debía tirar su vaso a un cubo que ponía “sí”. En caso contrario, debía tirar su vaso al cuyo del “no”. Como era de esperar, gano el sí.

Es una marca que ha sabido ajustar bien su imagen corporativa con el tipo de cliente al que va dirigida y, como no, acciones de comunicación detrás que animan a los clientes a interactuar con la marca y no ser meros consumidores.

Yeo Valley

Yeo-Valley

Es una web que me parece especialmente original porque toda ella trata de ser un montaje de scrapbooking, llena de distintas texturas, tipos de fotos, sombras… y la manera especialmente creativa con la que se despliega su menú. Aunque puede parecer un tanto recargada, tiene tantísima información que mostrar, que me parece que lo han sabido resolver muy bien.

Yeo Valley es una marca familiar que lleva haciendo yogures toda la vida y que se preocupa por ofrecer información de calidad sobre sus productos y sobre el “valley” donde tiene pastando a sus vacas. Es una página que funciona básicamente como canal de comunicación corporativa y lugar donde da a conocer sus múltiples acciones.

Y tú, ¿conoces alguna marca tan completa como éstas?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *